Integración de lo social en los procesos de atención de salud y de formación del profesional de salud

ARTÍCULO DE POSICIÓN

 

Integración de lo social en los procesos de atención de salud y de formación del profesional de salud

 

Integration of the social aspects in the processes of health care and health professional formation

 

 

Dra. C. Marta Castro Bosch,I Dra. C. Rosa Espinosa Rodríguez,II Dra. C. Nayra Pujals Victoria,III Dr. Francisco Durán García,IV Dra. Luisa María Díaz CruzIV

I Universidad de Ciencias Médicas de Santiago de Cuba. Santiago de Cuba.
II Universidad de Ciencias Pedagógicas "Frank País García". Santiago de Cuba.
III Escuela Nacional de Salud Pública. La Habana, Cuba.
IV Dirección Nacional de Docencia Médica. La Habana, Cuba.

 

 


RESUMEN

La atención a la salud y la formación del profesional de la salud son procesos sociales que garantizan la salud individual de los miembros de la sociedad cubana. Ambos tienen en Cuba la misma dirección para garantizar salud para todos. Es por tanto objetivo, revelar la naturaleza esencial de integración de lo social en correspondencia con los procesos de atención a la salud y formación de profesionales de la salud en el paradigma sociomédico. Se emplean métodos teóricos: análisis-síntesis, inducción-deducción y el histórico lógico. Se revela el principio de formación del profesional de la salud en la integración a lo social en correspondencia con los procesos de Atención de Salud, y conceptos fundamentales del que parte, así como su función, rasgos y acciones didácticas.

Palabras clave: lo social, atención a la salud y formación de profesionales de la salud.


ABSTRACT

Health care and the formation of health professionals are social processes that guarantee the individual health of the members of the Cuban society. Both are directed to the same goal which is to assure health for all. Therefore, the objective of this paper was to reveal the essential nature of integration of the social aspects in line with the health care and health professional formation processes within the socio-medical paradigm. Theoretical methods such as analysis/synthesis, induction/deduction and the logical and historical method were used. The paper showed the principle of formation of the health professional within the integration to the social aspects, in conformity with the health care processes and the fundamental concepts from which they stem, as well as their function, traits and didactic actions.

Key words: the social aspects, health care, health professional formation.


 

 

INTRODUCCIÓN

La salud en su historia, desarrollo actual y proyectivo es una de las necesidades sociales por excelencia.1-3 Ella está en relación con el desarrollo pleno de la personalidad social e individual respecto a la calidad de vida, con su vínculo armónico, por tanto con el equilibrio del ser humano en relación con el entorno, consigo mismo y sus interrelaciones.

La actividad y relación social propia de la salud acompañó al hombre en su devenir histórico, de ahí que entre otros factores importantes adquiera relevancia la actividad grupal y la relación de esta con lo individual. Si se consideran las relaciones entre la salud, la formación médica4 juega un importante rol, la integración de lo social en las relaciones entre la personalidad del profesional de la salud y la salud, así como el lugar que en la síntesis de ambas tiene la cultura.

La formación de los profesionales de la salud, en la etapa posterior al triunfo de la revolución cubana, a juicio de los autores, ha transitado por dos etapas, una primera que se extendió desde 1954 hasta 1984 en la que se formaban profesionales con predominio biologicista y de 1985 a la fecha, en que se forman estos con visión de atención comunitaria dando un lugar preferencial a la salud, su promoción, la recuperación, la prevención de enfermedades y la rehabilitación como sinónimo de equidad en la salud pública cubana.5

Todo ello responde al contexto económico-socio-político e histórico; en correspondencia con este se ha venido desarrollando el aprovechamiento del potencial de lo sociomédico comunitario como vía de alcanzar la eficiencia y la efectividad en dicho proceso formativo, bajo la égida de un nuevo paradigma de formación y atención sociomédico.6-8

La formación inicial profesional tiene un acercamiento a la comunidad, que se consolida sistemáticamente y estrechamente vinculada a la atención de salud, por lo que lo encamina a la integración a lo social, y la asunción impostergable de este paradigma. Por tanto, se convierte en objetivo de este trabajo revelar la naturaleza esencial de integración de lo social en correspondencia con los procesos de atención a la salud y formación de profesionales de la salud en el paradigma sociomédico.

 

MÉTODOS

Se emplean métodos de nivel teórico como: análisis y síntesis para el procesamiento de la información; la inducción y deducción para el razonamiento lógico.

 

DESARROLLO

Para revelar las relaciones entre los procesos de formación profesional y de atención a la salud desde la interacción de lo social se hace necesario abordar el concepto de lo social ya afrontado por otros autores3,9 y el de integración de lo social en el proceso de formación de los profesionales de la salud y en el de enseñanza-aprendizaje de sus disciplinas, se hace imprescindible considerar tres conceptos fundamentales que asumen los autores: lo social, formación del profesional e integración de lo social formativo.

Lo social se concibe como la interacción, la interactuación necesaria, estable, entre los sujetos partícipes de la Atención Primaria de la Salud de la comunidad, inherentes a la salud, desde el enfoque integral de la concepción del hombre como sujeto biopsicosocial-ambiental, que al interiorizarse por los sujetos personales del proceso de enseñanza-aprendizaje en la formación de profesionales de la salud permiten el perfeccionamiento de la autotransformación de los futuros graduados desde un paradigma sociomédico. Se concibe como proceso de interinfluencias que se integran e interaccionan en el futuro profesional, que representa el rol orientador del desarrollo pleno de su personalidad desde las multidimensiones que influyen en su personalidad para lograr enriquecerla en la atención social de salud en correspondencia con el proceso de formación y actividad formativa sobre la relación salud-enfermedad.

La formación profesional de la salud, es expresión conceptual que concreta el carácter de necesidad de la asignación de los rasgos del contenido de enseñanza-aprendizaje en el microproceso curricular, respecto a tres perfiles: lo político-ideológico, profesional y ocupacional considerado para su desempeño en el Sistema Nacional de Salud, manifestado en habilidades profesionales, modelos comprometidos con el proyecto político de la nación, los valores y compromisos, las cualidades de carácter axiológico-moral presentes en la concepción integral del hombre desde lo biopsicosocial y ambiental.

La integración de lo social es el proceso en el que se agrupan e interactúan en una totalidad, el contenido de enseñanza aprendizaje en los componentes académico, laboral e investigativo. Se constituyen en uno solo integrado, cuya interacción de naturaleza endógena condiciona la interacción con el sujeto de salud o paciente y la comunidad, sus miembros sociales, sujetos a las regularidades de tratamiento científico al par salud-enfermedad. El proceso de integración de lo social tiene carácter transformador, ya que el contenido y las actividades del proceso de enseñanza-aprendizaje se encuentran vinculadas con el proceso de Atención de Salud como resultado de un proceso intencional dado en la naturaleza de lo sociomédico en su relación con la comunidad.

La integración de lo social del contenido se valora por el nivel de interacción recíproca de enseñanza aprendizaje con la comunidad, en la cual el estudiante se apropia del contenido (conocimientos, habilidades profesionales y valores), facilita desarrollar modos de actuación, conductas profesionales acordes al paradigma de formación sociomédica como proceso dialéctico que pretende revelar lo ascendente, encaminado a materializar su perfeccionamiento en la formación profesional, en tanto proceso didáctico e integrado al perfeccionamiento de lo social en el modelo de formación. Desde ahí deben considerarse aspectos motivacionales, cognitivos, metacognitivos, axiológico-morales y comunicativos según:

a) El condicionamiento histórico-social y multifactorial de las relaciones con el medio social en que se insertan los sujetos que integran el proceso de enseñanza-aprendizaje en la formación profesional

b) El carácter multidireccional del desarrollo de la cultura sociomédica en el proceso de integración de lo social, su personalización por los futuros profesionales.


Los conceptos antes expuestos permiten una aproximación metodológica para el establecimiento de la naturaleza social necesaria a la formación de los profesionales de la salud, lo que conlleva a la determinción de un principio que lo sustente.

En lo referente a lo que connota un principio se asume como un fundamento, concepto central que constituye una generalización que revela la esencia de todos los fenómenos que de naturaleza igual o semejante se producen en la esfera de lo que se ha sido abstraído, por su esencia teórico-metodológica tiene un carácter directriz; por otra parte, desde lo didáctico son varios los autores que los abordan, Addine y otros10 también Zilberstein11 el que señala que son expresión de la esencia de lo pedagógico y lo didáctico que rigen el enseñar y el aprender, permiten dirigir científicamente el desarrollo integral de la personalidad de los educandos, atendiendo a sus estilos de aprendizaje, medios propicios para la comunicación y la socialización, tanto en el marco del salón de clases como en su extensión a la familia, la comunidad y la sociedad en general.

Se admite, entonces, que los conceptos ya establecidos orientan la necesidad del cambio en la formación de estos profesionales, actualmente requeridos de un principio que sustente la integración de lo social desde la óptica del perfeccionamiento científico, en las del contenido del proceso de enseñanza-aprendizaje para alcanzar la generalización formativa y los resultados de la cultura que aporta lo biomédico a la formación de los profesionales de la salud en la interacción socio-comunitaria de los profesionales, en la sistematización formativa, así como su influencia en la transformación propia del futuro profesional a partir de las necesidades de la formación inicial profesional en correspondencia con las exigencias de lo sociomédico en la comunidad.

El principio de formación del profesional de la salud en la integración a lo social en correspondencia con los procesos de Atención de Salud, representa el vínculo insoslayable de existencia entre los procesos de atención a la salud y el de formación del profesional de la salud en el marco del proceso general de integración de lo social que se aplica al contenido del proceso de enseñanza-aprendizaje.

La práctica de atención a la salud tiene que responder por la formación de actitudes, modos de actuación, valores profesionales ante las políticas de salud que emanen en cada sociedad, momento histórico y en tal sentido, la formación del profesional debe sustentar sus bases en el paradigma sociomédico que defiende la política de salud de la sociedad. La necesidad del paradigma médicosocial es fundamental en la formación de profesionales de la salud, de modo, que propenda a garantizar salud para todos, mediante acciones de promoción de salud, de prevención de enfermedades y de rehabilitación de los enfermos, al igual que las de recuperación de los pacientes, motivación e inserción de la familia y sus miembros, como la vía posible para lograr tales fines en la sociedad.

Este principio se sostiene en las leyes de la Pedagogía y Didáctica, especialmente, la de vinculación de la escuela con la vida; también de los principios fundamentales de la Didáctica como son el de la sistematicidad, de la asequibilidad de los conocimientos, de la vinculación de la teoría y la práctica, de la solidez de los conocimientos, habilidades y valores, de la contextualización de la cultura, de la cientificidad, del carácter histórico concreto de los conocimientos. También de los principios pedagógicos como el de la unidad del carácter científico e ideológico del proceso pedagógico, el de la unidad de lo instructivo educativo y lo desarrollador en el proceso de la educación, el de la unidad de lo afectivo y lo cognitivo en el proceso de educación de la personalidad, el del carácter colectivo e individual de la educación y el respeto a la personalidad del educando, vinculación de la educación con la vida, el medio social y el trabajo en el proceso de la de educación de la personalidad, el de la unidad entre la actividad, la educación y la personalidad.

El principio de formación del profesional de la salud en la integración a lo social en correspondencia con la Atención de Salud, tiene función metodológica. La función metodológica está dada en tanto surge de la generalización de la práctica en el proceso de enseñanza aprendizaje en el seno del proceso de atención a la salud, en el cual se enriquece y retorna nuevamente a la práctica, afianzándose con lo teórico de la concepción de integración de lo social. El principio actúa como guía para el logro de la integración de lo social al contenido de la formación profesional, para la transformación, no solo del contenido profesional para el desempeño de su labor desde un modelo sociomédico, salubrista, sino con este, el pensamiento, también los hábitos, conductas, modos de actuación de otros procesos socializadores que forman parte del desarrollo de la personalidad con más ricas cualidades profesionales. Estos estarán en correspondencia con la interrelación profesional con los pacientes, la comunicación con ellos en lo asistencial y el resto de la comunidad.

La función metodológica conduce y asume la dirección que permitirá que los conocimientos y habilidades se orienten con intencionalidad al desarrollo de conocimientos, habilidades, valores y valoraciones de lo sociomédico, esencial para la formación de los profesionales en el paradigma médicosocial. Está dada al instrumentar acciones para llevar a efecto y aplicar dicho principio en el proceso de enseñanza aprendizaje de las disciplinas de las carreras docentes, deberán enriquecer su preparación científica metodológica con relación a los aspectos teóricos y prácticos referentes al proceso de integración de lo social, lo que le permitirá analizar, seleccionar e instrumentar a partir de los contenidos de las disciplinas que permitan la interacción con los miembros de la comunidad tomando en cuenta las exigencias de sus situaciones de salud. Esto facilitará la inclusión de situaciones problémicas, estrategias, metodologia u otras de integración a lo social en el trabajo docente, propiciando el desarrollo de conocimientos, habilidades, valores y valoraciones profesionales y ciudadanos con la articulación de actividades académicas, laborales o asistenciales e investigativas en el marco de la comunidad que permitan la investigación científica, desde los contenidos abordados por el equipo estudiantil, vinculados con las situaciones o problemas de salud, enmarcadas por sus experiencias en el interaccionar con la comunidad.

Por otra parte los futuros profesionales de la salud tendrán que desarrollar habilidades en el logro de una correcta aplicación de estas acciones dentro del principio de formación profesional sociocomunitaria que tiene como objetivo esencial la integración de lo social. Entre estas habilidades estarán establecer una adecuada relación sistemática con los miembros de la comunidad, mediante la comunicación con pacientes, familiares, dirigentes de la comunidad y vecinos y con miembros de su centro de trabajo de ser posible, promoviendo un mejoramiento de la situación de salud de los pacientes; determinar las influencias de factores del ambiente físico, familiares, comunitarios, laborales, comportamentales, actitudinales y hábitos propios que intervienen en la salud, alertándolos sobre ellos y brindándoles de ser posible, soluciones; realizar acciones sociales planificadas con sus pacientes, familiares y la comunidad para capacitarlos, con el fin de que asuman el control de su salud y comportamientos asociados, así como de las condiciones que afectan el estado de salud de los demás, adoptando los criterios de educación en salud.

También les proporcionará brindarles apoyo emocional y tratar que la familia, vecinos o compañeros de trabajo apoyen a los pacientes; intervenir ante la comunidad e instituciones de salud u otras en busca de apoyo. Analizar la situación de salud de sus pacientes ante el grupo básico de trabajo proponiendo soluciones o evidenciando la marcha de la situación de salud que les permita redactar y presentar informe científico que incluyan resultados de su trabajo comunitario.

Este principio se caracteriza por ser general, ya que se puede aplicar a grupos de disciplinas relacionadas con la formación de profesionales de la salud, bajo el paradigma médicosocial; tiene carácter esencial pues determina las configuraciones y procesos componentes del proceso de enseñanza-aprendizaje y de hecho de toda la formación en el marco curricular y extracurricular pues brinda basamentos teóricos para la formación de estos profesionales y permite la concatenación con los principios y leyes de la Pedagogía y Didáctica tenidos en cuenta para el proceso de formación de dichos profesionales. Tiene rasgos esenciales como la objetividad, la flexibilidad, sistematización y transformación. La objetividad dada por partir de la problemática de la atención a la salud o sea la salud humana como valor social objetivo, como necesidad sustancial objetiva de la sociedad, de la que se parte como encargo social, también por el carácter objetivo de los conocimientos de la realidad del proceso de enseñanza aprendizaje y todo el proceso de integración de lo social formativo; la flexibilidad denota el rasgo cómo va a darse la correlación entre los procesos. Este rasgo permite la plasticidad y correspondencia de los procesos según dónde, cómo y cuándo vayan a desarrollarse y quiénes participen; además, va a promover la modelación y remodelación de estos procesos, según se modifiquen estos factores y el momento histórico concreto en que se desarrollen los procesos.

La sistematización está dada por la necesaria continuidad y concatenación en la dirección para lograr desarrollar las acciones, según su naturaleza formativa en su aplicación al contenido de enseñanza aprendizaje, lo que va a permitir su enriquecimiento y por transformación, mientras la transformación también se evidencia de modo esencial y único, en el contenido del proceso de enseñanza-aprendizaje de las disciplinas al aplicar las acciones determinadas en correspondencia con la aplicación de este principio y otros que resulten de esta práctica en el marco de estrategias, metodologías u otras acciones para la integración de lo social al transponer desde su esencia y contenido la significación en el proceso de enseñanza aprendizaje.

Al revelar este principio de la Didáctica Médica dentro del proceso de formación de los profesionales de la salud se demuestra la concatenación del proceso de atención a la salud, el encargo social y el proceso de formación inicial de los profesionales de la salud que consolida la dirección del proceso de integración hacia la orientación, intencionalidad y sistematización de lo social dentro del proceso de enseñanza aprendizaje, que a su vez dirige en este mismo sentido a lo académico, lo laboral o asistencial y lo investigativo, lo que emplaza la operacionalización para la práctica didáctica del proceso de integración de lo social formativo del profesional de la salud. Las relaciones entre estos procesos son fuertes y objetivas en cuanto representan fenómenos y revelan la regularidad que se sintetiza en lo relativo a su sujeción a las leyes en el referido principio. Se establecen en el plano general relaciones de correspondencia, también de incidencia entre la salud y la cultura profesional y humanística en la relación con la comunidad. Estas relaciones son diacrónicas, pues se erigen a lo largo del tiempo. Todo ello avala la objetividad de este principio, en la generalización de este se siguen normas o acciones concretas que permiten su aplicación en el proceso de enseñanza aprendizaje o el pedagógico.

El principio se revela como necesidad ante las exigencias sociales y consolidar científicamente el cambio de paradigma de atención la salud desde uno hegemónico o biologicista hacia uno sociomédico, lo que se realza en el proceso de formación profesional proclamado.12-15

El principio aporta a la indagación y explicación de los procesos más generales integradores de lo social a la formación de los profesionales de la salud para que contribuyan con positivos resultados en la actuación profesional. El principio connota en sus bases, potencialidades para lograr establecer científicamente la naturaleza didáctica de los vínculos necesarios y suficientes entre el contenido representado por los conocimientos, habilidades, valores y consecuentemente los métodos y estrategias para llevar a cabo las acciones desde la visión didáctica de la formación profesional.16,17

Se concibe como elemento que contribuye a aportar una respuesta con una cualidad resultante a favor de la solución de la actuación profesional en el marco de la contradicción a resolver. Viabiliza un aprendizaje desarrollador, ya que el futuro egresado se autotransforma y autovalora en un nivel cada vez superior, así como contribuye a elevar el proceso de Atención de Salud en que participa y aporta, por lo que se logra también la incorporación socializadora e individualizadora de los miembros sociales de la comunidad y esta como un todo, con la modificación de hábitos y modos de actuación en el proceso de integración a lo social dentro del proceso de enseñanza-aprendizaje de las disciplinas, en el proceso de formación inicial de dichos profesionales, lo que se concreta y particulariza en el nexo integrador de las disciplinas con la atención de salud, la sociedad, los pacientes y en general con la salud y la sociedad, en razón del cuidado de la vida y su perfeccionamiento continuo.

 

CONCLUSIONES

En la etapa de formación inicial de profesionales de la salud vinculados a la comunidad y con las exigencias sociales de asumir con más fuerza el paradigma sociomédico para lograr la equidad en salud, se hace necesario asumir lo social, la integración a lo social formativo como conceptos fundamentales que deben guiarlos; el principio de formación del profesional de la salud en la integración a lo social debe estar en correspondencia con los procesos de Atención de Salud.

Con este principio y las acciones didácticas que de su aplicación se derivan se asciende a una fase superior en el perfeccionamiento de la formación de los profesionales de la salud, por tanto de la atención médica y la actividad didáctica de los docentes de las Ciencias Médicas, al ofrecerles un principio como eje trascendental del proceso de formación de los profesionales de la salud.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Prieto D, Aguirre R. La salud como valor social. Lecturas de Filosofía, Salud y ociedad. La Habana: Editorial Ciencias Médicas; 2001. p. 57-62.

2. Moragas R. Concepciones de salud.Sociología y Políticas de salud. Selección de lecturas. La Habana: Editorial Félix Varela; 2006. p. 164-185.

3. Macías ME. Tensiones en el tratamiento epistemológico de la salud. La política de salud cubana y valores sociales. En: Reflexiones sobre Ciencia Tecnología y Sociedad. La Habana: Editorial Ciencias Médicas; 2007. p. 219-237.

4. Quintana J, Álvarez J, Flores J. Nociones necesarias para pensar el objeto de la profesión médica. En: Reflexiones sobre Ciencia Tecnología y Sociedad. La Habana: Editorial Ciencias Médicas; 2007. p. 238-257.

5. Sierra Figueredo S, Pernas Gómez M, Fernández Sacasas JA, Miralles Aguilera E, Diego Cobelo JM. Principios estratégicos de la educación en Ciencias de la salud en Cuba (I): la equidad. Educ Med Super  [revista en la Internet]. 2009  Jun [citado  8 Sep 2009];23(2). Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-21412009000200005&lng=es

6. De Marco MA. Do modelo biomédico ao modelo biopsicossocial: um projeto de educação permanente. Rev bras educ méd. 2006 [consultado 8 Sep 2009];30(1):60-72. Disponible en: http://www.scielo.br/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0100-55022006000100010&lng=pt&nrm=iso&tl

7. Jaime M. Paradigmas en la educación médica. Rev Colomb Cir. 2008 [consultado 16 Nov 2009];23(4):188-90. Disponible en: http://imbiomed. com.mx/1/1/articulos.php?method=showDetail&id_articulo=55706&id_ seccion=1277&id_ejemplar=5638&id_revista=96

8. Rojas F. El componente social de la salud pública en el siglo XXI. En: Reflexiones sobre Ciencia Tecnología y Sociedad. La Habana: Editorial Ciencias Médicas; 2007. p. 210-218.

9. Rojas, DE. Filosofía de la Educación. 2009. [consultado 19 Ago 2009]. Disponible en: http://www.monografias.com/trabajos67/filosofia-educacion/filosofia-educacion.shtml

10. Advine F, González A, Recarey S. Principios para la dirección del proceso pedagógico. Compendio de Pedagogía. La Habana: Editorial Ciencias Médicas; 2006. p. 80-97.

11. Zilberstein J. Reflexiones acerca de la necesidad de establecer principios para el proceso de enseñanza aprendizaje. Retrospectiva desde la didáctica cubana. Ponencia al IV Simposio Iberoamericana de Investigación educativa. La Habana; Cuba; 2002.

12. Cañizares O, Sarasa N. El paradigma sociomédico cubano. Un reto para la enseñanza de la Anatomía humana. Educ Med Super. 2000;14( 2):148-54.

13. Macías, ME. Educación-ciencia-tecnología-sociedad en la formación general integral del profesional de la salud. Reflexiones sobre Ciencia Tecnología y Sociedad. La Habana: Editorial Ciencias Médicas; 2007. p. 274-300.

14. Espinosa, A. La formación social del médico. Rev Cubana Salud Pública. 2005 [consultado 11 Feb 2010];31(4). Disponible en: http://scielo.sld.cu/scieloOrg/php/articleXML.php?pid=S0864-346620050004000 10& lang=es

15. Rodríguez J. Formación profesional y compromiso social. La Universidad frente a sus reformas. Universidad 2010. 7mo. Congreso Internacional de Educación superior. La Universidad por un mundo mejor [DC-ROOM], La Habana; 2010.

16. Castro Bosch M, Montoya Rivera J, Pujals Victoria NI. Método de integración sociocomunitaria de los contenidos de las disciplinas básicas biomédicas en el proceso de formación del profesional médico. Educ Med Super. 2008;22(4). Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-21412008000400001&lng=es

17. Castro Bosch M, Quintana Polanco I, Leyva T, Santos Piñón Y. Intervención comunitaria de integración de lo social a los contenidos de las Disciplinas Básicas Biomédicas en el enriquecimiento de valores profesionales. Educ Med Super. 2009;23(4):150-65. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-21412009000400001&lng=es

 

 

Recibido: 16 de octubre de 2011.
Aprobado: 30 de octubre de 2011.

 

 

Marta Castro Bosch. Universidad de Ciencias Médicas de Santiago de Cuba. Ave. de las Américas. Reparto Sueño. Santiago de Cuba, Cuba. Correo electrónico: marta.castro66@yahoo.es