La Colaboración Médica Internacionalista en el pensamiento de Fidel

ARTÍCULO ORIGINAL

 

La Colaboración Médica Internacionalista en el pensamiento de Fidel

 

The Internationalist Medical Collaboration in the thought of Fidel

 

 

Eugenio Radamés Borroto Cruz,I Ramón Syr Salas Perea,II

I Universidad San Gregorio de Porto Viejo. Ecuador.
II Escuela Nacional de Salud Pública (ENSAP) La Habana, Cuba.

 

 


RESUMEN

Introducción: El pensamiento de Fidel ha sido guía estratégica para el desarrollo de la educación médica cubana. Su estudio permanente se constituye en premisa inexcusable para el logro de una formación de Recursos Humanos en Salud con calidad y pertinencia
Objetivo: Analizar el pensamiento de Fidel como referente para el desarrollo de la educación médica y del capital humano en el Sistema Nacional de Salud cubano en el ámbito de la Colaboración Médica Internacionalista.
Métodos: Se realizó un estudio socio histórico del pensamiento de Fidel Castro Ruz sobre la Colaboración Médico Internacionalista por la vía del análisis de contenido de discursos e intervenciones suyas que abordaron el tema objeto de estudio realizadas entre 1959 y el 2006. Se utilizó un grupo nominal constituido por profesores expertos del comité académico de la Maestría en Educación Médica de la Escuela Nacional de Salud Pública. Los resultados se presentaron para su valoración en un pleno del Consejo de Rectores y Decanos de los Centros de Educación Médica Superior (CEMS).
Resultados: Se presentan los pronunciamientos seleccionados en los 15 discursos e intervenciones de Fidel relacionados con la Colaboración Médica Internacionalista, así como las ideas básicas que conllevaban, a partir de las cuales se elaboró la idea integradora y se establecieron las acciones necesarias para garantizar su cumplimiento en la práctica
Conclusiones: el estudio permitió verificar cómo el pensamiento de Fidel vinculado a la Colaboración Médica Internacionalista, contribuyó al incremento de la calidad y la pertinencia de los procesos formativos en la Educación Médica Cubana y al desarrollo exitoso de la colaboración internacional en el área de la salud

Palabras clave: pensamiento de Fidel Castro Ruz; colaboración médica internacionalista; educación médica.


ABSTRACT

Introduction: The thinking of Fidel has been a strategic guide for the development of Cuban medical education. Its permanent study constitutes an inexcusable premise for the achievement of human resources training in health with quality and relevance.
Objective: Analyze the thinking of Fidel as a reference for the development of medical education and human capital in the Cuban national health system, at the international medical cooperation confines.
Methods: A socio-historical study of the thinking of Fidel about the educational teaching process in the area of the international cooperation in medical education was carried out through the analysis of the content of speeches and remarks of Fidel Castro Ruz between 1959 and 2006. A nominal group was used, made up by expert professors of the Academic Committee of the Master in Medical Education of the National School of Public Health. The results were presented for evaluation at a plenary session of the Council of Rectors and Deans of the Centers of Higher Medical Education.
Results: The statements chosen in the 15 speeches and interventions of Fidel related to the international cooperation in medical education were presented, as well as the basic ideas that they derived, from which the integrative idea was elaborated and the necessary actions to guarantee their fulfillment in the Educational practice were established.
Conclusions: It was verified how Fidel's thinking was associated to the development of international cooperation in higher medical education to increase the quality and relevance of the training processes in Cuban Medical Education and it´s international cooperation.

Keywords: Fidel Castro Ruz´s thinking; international medical cooperation; medical education.


 

 

INTRODUCCIÓN

El pensamiento del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz respecto a la Salud Pública Cubana tiene su origen en la Historia me Absolverá, documento que sirvió de base para la transformación político ideológica y socioeconómica más importante de Cuba en la segunda mitad del siglo XX. Esta transformación tuvo entre sus principales objetivos: la salud pública y sus recursos humanos.

La creación y perfeccionamiento de la Salud Pública Cubana es expresión de la voluntad política de la más alta dirección del país, en especial de Fidel, y de la labor y apoyo de los trabajadores de la salud.

El presente artículo es resultado de un estudio acerca del pensamiento de Fidel sobre la formación del capital humano y el desarrollo de la Educación Médica Cubana, que fue estructurado por los autores en 7 categorías de contenido principales:

  • Ingreso a la educación médica.

  • Proceso docente educativo.

  • Especialidades y su desarrollo.

  • Perfeccionamiento profesional y profesoral.

  • Literatura docente e información científica.

  • Organización y dirección de la facultad y salud.

  • Colaboración médica internacionalista.


En este artículo se abordará la categoría de contenido Colaboración Médica Internacionalista con el propósito de analizar el pensamiento de Fidel, como referente estratégico para el desarrollo de la educación médica y del capital humano en el Sistema Nacional de Salud cubana

 

MÉTODO

El proceso investigativo que se realizó en el periodo 2003-2007, partió del análisis de 15 discursos e intervenciones realizado por Fidel entre 1959 y el 2006 cuyo contenido estuvo referido a la colaboración médico internacionalista de Cuba. La metodología empleada contó con una guía, que tuvo como referente el mismo enfoque utilizado por los autores en investigaciones anteriores1,2 donde se precisan las categorías a partir de las cuales se realizó el análisis de contenido de los textos escogidos; de los que fueron seleccionados 25 pronunciamientos, que a criterio de los autores eran significativos para el propósito del estudio. A partir del análisis e integración de los contenidos emergentes de los pronunciamientos se precisaron 8 ideas básicas.

La síntesis de estas ideas básicas permitió generar una idea integradora y se precisaron basado en el criterio de los autores 10 acciones necesarias para garantizar su cumplimiento en la práctica educativa y en colaboración médico internacionalista de Cuba

Previo al estudio se estableció el control semántico de las categorías de análisis, tales como:

  • Pronunciamiento: fragmento del discurso del compañero Fidel donde hace planteamientos claves de cuestiones relacionadas con la formación de recursos humanos y el desarrollo de la educación médica.

  • Idea básica: enunciado presente en los pronunciamientos, que los autores consideran que definen la visión del Comandante en Jefe sobre aspectos concretos de la formación de recursos humanos y el desarrollo de la educación médica.

  • Categoría de contenido: área o temática más general en la cual se agrupan en forma sintética un conjunto de ideas básicas.

  • Idea integradora: enunciado integrador de la visión del Comandante en Jefe, relacionado con las ideas agrupadas en una categoría de contenido, que como resultado de la investigación determinaron los autores. Permite definir las tareas a realizar.

  • Acciones: actividades principales que los autores consideran permiten concretar en la práctica la visión del Comandante en Jefe que ha sido precisada en la idea Integradora. Para el cumplimiento de cada actividad se ejecutarían un número de tareas.


Se utilizó el análisis de contenido de los discursos e intervenciones estudiadas, a partir de una guía confeccionada por los autores, ajustada al estudio de cada categoría de contenido.

Se creó un grupo nominal integrado por expertos del Comité Académico de la Maestría en Educación Médica para el análisis y discusión de la información emergente. Los resultados parciales por cada categoría fueron aplicándose de forma progresiva en el contenido del programa de estudio de la Maestría en Educación Médica Superior, a partir de su segunda edición. Al concluir la investigación se efectuó una valoración de los resultados del estudio realizado, en un pleno del Consejo de Rectores y Decanos de los Centros de Educación Médica Superior (CEMS). Se entregó a todos los directivos principales del Sistema de Educación Médica Superior un documento contentivo de los resultados del estudio para contribuir a su difusión y análisis.

 

RESULTADOS

COLABORACIÓN MÉDICO INTERNACIONALISTA

Pronunciamientos:

No solo eso, sino que aún podemos hacer algo… para ayudar a otros países. Por ejemplo tenemos el caso de Argelia… y conversando hoy con los estudiantes, les planteábamos que hacen falta 50 médicos voluntarios. Y estamos seguros de que esos voluntarios no faltarán… Hoy podemos mandar 50; dentro de 8 a 10 años no se sabe cuántos, y a nuestros hermanos podremos darles ayuda…

Inauguración del ICBP "Victoria de Girón".

La Habana, 17 de octubre de 1962.3


Llegará un día, cuando los médicos sobren y los ingenieros sobren y los economistas sobren...Y no sé cuándo van a sobrar (RISAS). Porque, en realidad, no podemos pensar solo en nosotros. ¿Quién forma a los médicos para el África? ¿Quién los está formando? ¡Pues nosotros! También ingenieros y técnicos. ¡Hay un mundo enorme, hay un mundo enorme […] Claro que para ir un médico a cualquier país de África hace falta ser, ante todo, un revolucionario. Y ese es el tipo de técnicos que está formando nuestro país, ese hombre precisamente. Antes no había médicos ni para mandar a Baracoa —estaba muy lejos—, no había médicos ni para mandar al campo; y ya tenemos médicos para mandar al África y a otros países y a otros continentes […] No hay que pensar solo en nuestras necesidades; hay que pensar en las necesidades de miles de millones de seres humanos en este mundo. ¿Y saben cuánto cobra un médico de Europa Occidental en un país africano? De 2 000 a 3 000 dólares mensuales. ¡Y ni así aparecen! Pero el tipo de técnico revolucionario, comunista, que está formando nuestra Revolución, sí aparece.

Graduación primer Contingente del Destacamento Pedagógico "Manuel Ascunce Domenech".

La Habana 20 de julio de 1977.4


Es imposible expresar cuán hondo hemos sentido las pruebas de amistad, las pruebas de solidaridad, las pruebas de apoyo que hemos recibido de muchos de ustedes. ¡Cuánto nos estimula a seguir luchando, a seguir combatiendo, a seguir practicando la solidaridad, a seguir practicando el internacionalismo! Porque todo lo que se haga por los demás, todo lo que se haga por otros pueblos, todo lo que se haga por la humanidad, es lo que puede dar sentido a la vida de un revolucionario. Es lo único que nos permite poder sentirnos miembros de la familia humana.

Clausura de la VI Cumbre de Países No Alineados.

La Habana, 9 de septiembre de 1979.5


Nosotros somos un país revolucionario, un país que forma parte del Tercer Mundo, un país cuyas relaciones de colaboración se desarrollan cada vez más con esos países del Tercer Mundo. A veces la colaboración es sobre bases económicas…y muchas veces, cuando son países muy pobres, solicitan la ayuda como donación. Por eso nuestro país actualmente tiene más de 2 000 trabajadores de la salud —de ellos más de 1 000 médicos— colaborando en 26 diferentes países, y la demanda es creciente. A nuestro país le han solicitado miles y miles de médicos…Y realmente nosotros no tenemos todavía posibilidades de dar respuesta a esa creciente demanda de médicos.

Acto Constitución del Destacamento de Ciencias Médicas"Carlos J. Finlay".

La Habana, 12 de marzo de 1982.6


Si nosotros tenemos conciencia de que le podemos brindar a nuestro pueblo muchos mejores servicios médicos; si nosotros tenemos conciencia de que le podemos brindar a la parte más sufrida de la humanidad importantes servicios médicos; si nosotros tenemos conciencia de que podemos desarrollar la ciencia médica; si nosotros tenemos conciencia de que en materia de medicina tropical, en materia de medicina y de enfermedades que afectan a la mayoría de la humanidad nosotros podríamos acumular conocimientos tan grandes, o aún mayores, que los de cualquier otro país del mundo, entonces no podemos sentirnos satisfechos con lo que hemos logrado hasta aquí.

Acto Constitución del Destacamento de Ciencias Médicas "Carlos J. Finlay".

La Habana, 12 de marzo de 1982.6


Hoy tenemos médicos que van a Viet Nam, a Kampuchea, a Laos, a Yemen, a Etiopía, a Mozambique, a Angola, a Sao Tomé, al Congo, a Guinea Bissau, que van a Guyana, que van a Granada, que van a Nicaragua, que van a cualquier parte. Y es realmente un orgullo para cualquier pueblo decir que puede contar con esos hombres y esas mujeres.[…] Y de este acto de hoy nos marcharemos con la convicción de que nuestra patria se convertirá en una verdadera potencia médica al servicio de nuestro pueblo y al servicio de la humanidad.

Acto Constitución del Destacamento de Ciencias Médicas "Carlos J. Finlay".

La Habana, 12 de marzo de 1982.6


Y ya debemos acostumbrarnos a pensar en comparaciones, no con los países del tercer mundo, de América Latina, sino con los países desarrollados. […] Convertirse en una potencia médica no es solo una cuestión de prestigio… en primer lugar, el beneficio que recibiría nuestro pueblo… en segundo lugar nuestra colaboración con el Tercer Mundo, por los extraordinarios servicios que nosotros podemos prestarles a otros países. […] Hay necesidad de hurgar en todas las disciplinas, en todas las especialidades,… en cada una de las ramas, y sencillamente adoptar la disposición y la voluntad de ponernos a la vanguardia… Por eso fue necesario hurgar en la docencia, y hemos venido a parar a la docencia.

Claustro Extraordinario de Profesores del Instituto Superior de Ciencias Médicas de La Habana.

La Habana, 11 de junio de 1982.7


No piensen ustedes que nosotros hemos ayudado a los demás; los demás nos han ayudado a nosotros, porque los miles y miles de médicos que prestaron colaboración en otros países —si hacemos los cálculos— son alrededor de 25 000; aprendieron, aprendieron a conocer el mundo, desarrollaron su conciencia, desarrollaron su espíritu internacionalista y solidario. No fue la ayuda nuestra al Tercer Mundo, fue la ayuda del Tercer Mundo a nuestras conciencias y a la formación humana de nuestros médicos. Para nosotros no es deber, es beneficio, porque a ese mundo futuro, al que tiene que venir después de la globalización neoliberal, no es posible concebirlo sin solidaridad, sin una profunda conciencia de solidaridad. Y en eso hemos tratado de educar a nuestro pueblo, mientras el vecino nos trata de deformar y de enajenar por todos los medios posibles, y deslumbrar con sus modelos de consumo absurdos, un invento diabólico e inevitable del sistema que representa.

Cumbre de Ministros de Salud del Movimiento de Países No Alineados.

La Habana, 26 de junio de 1998.8


Nosotros consideramos un deber elemental apoyar a Centroamérica; podíamos hacerlo de forma efectiva, a partir de las meditaciones que habíamos hecho a raíz del huracán Georges, de los estragos que produjo en Haití y República Dominicana. A este país enviamos una brigada médica, tan pronto estuvo disponible la pista de aterrizaje de la capital. Me contaron que esta tarde habló un médico de los que participaron en ella.

[…] ¿Qué podíamos hacer nosotros mismos por Haití?, nos preguntábamos. Con la experiencia que hemos acumulado en estos 40 años de Revolución, sabemos cómo se puede desarrollar un verdadero programa de salud, sabemos incluso cuánto cuesta y sabemos qué es lo esencial para ese programa. […] Fue entonces cuando expresamos que si uno o varios países desarrollados —mencionamos algunos nombres— aportaban los medicamentos, nosotros estábamos dispuestos a aportar los médicos necesarios. Esta cuestión estaba pendiente. […] Cuando ocurre detrás de una tragedia la otra, la de Centroamérica, inmediatamente después de la de República Dominicana y la de Haití, nosotros planteamos: Es la hora de que los problemas de Centroamérica, el área más pobre del hemisferio, allí donde están los países más pobres de este hemisferio, después de Haití, se resuelvan también de una vez, y no simplemente mucha bulla, visitas, recorridos, y después pasar la página. […] Calculamos qué haría falta y cómo pudiera aplicarse un programa integral para reducir esa mortalidad, que si se lleva a cabo consecuentemente se puede limitar a 20. Sabemos por nuestra experiencia cómo se puede alcanzar ese objetivo, incluso lo que puede costar.[…] Un programa integral de salud no se puede medir solo por el número de vidas que se salven, sino por los millones de personas que sienten, en primer lugar, seguridad, que es lo primero en la salud; les brinda seguridad a millones, a padres, a tíos, a abuelos, a hijos, porque el hijo tiene el padre con cierta edad y con temor a que pueda padecer tal cosa o más cual, o pueda morir de alguna enfermedad prevenible o curable.

Clausura del XII Foro de Ciencia y Técnica.

La Habana, 21 de noviembre de 1998.9


Hay un huracán que es peor que el Mitch, que está ocasionando un terrible daño humano, un huracán que mata cada año más personas que este, algunas de cuyas víctimas vieron ustedes conmovidos por las imágenes de la televisión. Pueden pasar 20 años sin un Mitch y habrán muerto silenciosamente un millón de personas en Centroamérica sin que nadie se dé por enterado. […] Estaba brindándoles elementos de juicio de lo que significa el programa integral de salud que estamos proponiendo, que proponemos como un modelo de programa de cooperación con los países del Tercer Mundo, con los países más pobres. Y lo está proponiendo un país como Cuba, que no es un país rico, ni mucho menos; que es un país que está bloqueado, que está atravesando un período especial… Lo que Cuba quiere demostrar es que si un país de tan limitados recursos materiales y económicos puede hacer algo en ese sentido en nuestra área, el mundo industrializado puede infinitamente más.[…] De modo que dos ideas, nacidas de dos huracanes, están en marcha pero se pueden sacar las cuentas matemáticamente, ¿en 10 años cuántas vidas podrían salvarse? Y si quieren calcular en 20 años, con ambos programas… Alguien dijo -en un tango creo- que 20 años no eran nada; pues en 20 años les aseguro que serían bastante más de un millón de personas.

Clausura del XII Foro de Ciencia y Técnica.

La Habana, 21 de noviembre de 1998.9


Van a Centroamérica como médicos, como abnegados portadores de salud humana, a trabajar en los lugares y las condiciones más difíciles, para salvar vidas, preservar o devolver el bienestar de la salud y enaltecer y prestigiar la noble profesión del médico, nada más. […] Nuestros médicos no se mezclarán en lo más mínimo con asuntos de política interna, serán absolutamente respetuosos de las leyes y costumbres de los países donde laboren. No tienen por misión propagar ideología.

Clausura del XII Foro de Ciencia y Técnica.

La Habana, 21 de noviembre de 1998.9


Esta institución que hoy inauguramos, como sencillo símbolo de lo que unidos podemos alcanzar, pretende ser una modesta contribución de Cuba a la unidad e integración de los pueblos que aquí representamos. Concebida hace menos de un año, cuenta ya con 1 929 alumnos procedentes de apartados rincones de 18 países, adonde habrán de regresar con tanta ciencia como conciencia. Veintisiete etnias están representadas en ella. Cada año ingresarán 1 500 nuevos estudiantes. De cada cien, esperamos graduar no menos de 80, si somos capaces de elevar al máximo en esta institución su rendimiento académico.[…] La Escuela Latinoamericana de Ciencias Médicas llegará a contar con una matrícula de 8 mil alumnos que comenzarán realizando sus estudios premédicos y primero y segundo años de la carrera, que son los más duros, en esta instalación que inauguramos hoy, con una capacidad de 3 500 alumnos aproximadamente, y cursarán tercero, cuarto, quinto y sexto años en 20 Facultades de Medicina con que contamos en todo el país. Todo el tiempo, desde el primer año, acumulando conocimientos teóricos y prácticos. Es una institución única de su tipo en el mundo. En la Escuela Latinoamericana de Medicina no se imparten materias de carácter político… Aprenderán la historia de nuestro hemisferio, en especial la de América Latina y el Caribe. En la Escuela Latinoamericana de Ciencias Médicas, cada cual es libre de profesar su religión, sea cual fuere.

Inauguración de la ELAM.

La Habana, 15 de noviembre de 1999.10


Lo más importante habrá de ser su consagración total al más noble y humano de los oficios: salvar vidas y preservar salud. Más que médicos, serán celosos guardianes de lo más preciado del ser humano; apóstoles y creadores de un mundo más humano.

[…] Confiamos en ellos y en la convicción de que serán mejores que sus predecesores y actuales maestros, los médicos que hoy les inculcan los conocimientos científicos y las experiencias adquiridas durante 40 años, tanto en Cuba como en heroicos servicios desinteresados que prestaron a países del Tercer Mundo en todos los continentes; médicos dispuestos a trabajar allí donde se les necesite, en los más remotos rincones del mundo donde otros no están dispuestos a marchar. Es el médico que se formará en esta Escuela.[…] En reunión reciente de los Ministros de Salud de Iberoamérica se analizaron métodos novedosos y creativos para formar después especialistas en todas las ramas de la medicina que necesiten en cada una de sus comunidades de origen. Y mientras ellos estudien aquí, y se conviertan más tarde en especialistas prestando ya servicios a sus propias comunidades, miles de médicos nacidos y formados en nuestra patria estarán dispuestos a cooperar con sus países por el tiempo que sea necesario.[…] El ejemplo de ustedes, jóvenes entrañables que ya estudian en esta Escuela, despertará conciencias y será seguido por los profesionales que, en número elevado y con excelente calidad, han formado las universidades de América Latina. Salvar millones de vidas, brindar salud segura y óptima a los 511 millones de habitantes de América Latina y el Caribe, sólo puede ser tarea de cientos de miles de médicos que en su inmensa mayoría ya están técnicamente preparados para ello.

Inauguración de la ELAM.

La Habana, 15 de noviembre de 1999.10


Somos un país pequeño, pero este país pequeño ha podido demostrar cuánto se puede cuando se quiere, cuánto se puede si los recursos humanos de cualquier país pueden ser bien utilizados. Y hoy resulta una vergüenza que… hoy este pequeño país sea indispensable si se quieren librar verdaderas batallas contra enfermedades que amenazan con la desaparición de naciones enteras o, incluso, regiones enteras de determinados continentes… lo que significa para cualquier país, donde los índices de infestación superan el 10, el 20 ó el 30 por ciento de las personas entre 15 y 50 años de edad, y donde los médicos escasean y escasean los hospitales… Realmente no recuerdo haber conocido en algún otro momento de la historia situaciones parecidas.

Acto en la Escuela Latinoamericana de Medicina.

La Habana, 3 de diciembre de 2002.11


Hace apenas cuatro años surgieron estas escuelas. Fue a finales de 1988 cuando un ciclón -dos ciclones, pero el segundo de ellos- arrasó Centroamérica; el primero había hecho considerables daños en la República Dominicana y en Haití, lo que movió al ofrecimiento de enviar algunas brigadas médicas para apoyar esos países y otras para apoyar Centroamérica. No se concibió inicialmente esta escuela como una escuela latinoamericana; se concibió como una escuela para ayudar a la formación de personal que sustituyera a nuestros médicos en naciones como Haití, Santo Domingo y países de Centroamérica. […] La escuela se funda con el propósito de ayudar a aquellos países que habían sufrido las mayores afectaciones y se fue extendiendo hasta abarcar a todos los países latinoamericanos. Hubo algunos cuyos dirigentes se oponían incluso al envío de estudiantes, pero, al fin y al cabo, conceder una beca no es un derecho exclusivo de las universidades norteamericanas… y lo que hicimos fue ofrecer becas... al fin y al cabo comenzaron a venir también estudiantes de todas partes.

Acto en la Escuela Latinoamericana de Medicina.

La Habana, 3 de diciembre de 2002.11


Pero ya cuando surge la idea de que la escuela fuera latinoamericana, se expresó el deseo de que las culturas de todos nuestros países se reunieran en esta escuela, pensando en el futuro, no en el hoy, sino en el mañana, cuando miles y tal vez decenas de miles de médicos, con una concepción altamente humanitaria de esa noble profesión, pudieran comunicarse e intercambiar entre sí, porque llegará el día en que a través de las computadoras, como estamos tratando de hacer ya aquí, creando la red interna de Infomed, puedan hacer consultas y conferencias sobre cualquier tema, multiplicando el caudal de conocimientos acumulado en cada uno de esos profesionales.

Acto en la Escuela Latinoamericana de Medicina.

La Habana, 3 de diciembre de 2002.11


Esta escuela tiene el objetivo mucho más elevado, y más trascendental, que aportar un número de médicos. Lo importante que debe aportar esta escuela es el ejemplo de lo que debe y puede ser un médico educado en principios humanitarios. Hay que tener verdadera confianza en la capacidad del ser humano para saber que puede prevalecer por encima de todas aquellas tentaciones y comodidades, para saber que puede ser educado en principios verdaderamente humanos y no corrompido por las sociedades de consumo. […] Nuestros médicos, con sus esfuerzos llevados a cabo a lo largo de 40 años… han sido capaces de prestar servicios internacionalistas por decenas y decenas de miles de ellos, médicos y enfermeras, médicos y otros profesionales de la salud. Eso demuestra que es posible, porque lo ha hecho un país subdesarrollado, del Tercer Mundo y encima bloqueado y sometido a una feroz guerra económica y amenazas constantes de todo tipo.[…] La Escuela Latinoamericana de Medicina hoy cuenta con más de 6 000 estudiantes. En estas instalaciones ingresan para hacer la premédica y el primero y segundo año que son los más difíciles, en tercero, cuarto, quinto y sexto año realizan los estudios en cualquiera de las otras 21 facultades de ciencias médicas con que cuenta Cuba.[…] Es increíble que habiéndose producido ese huracán en 1998 y habiéndose creado esta escuela ese mismo año en diciembre, y estando en el 2002, finalizando el año, haya ya alumnos hasta en cuarto año de la carrera y que dentro de dos años y medio, aproximadamente, o dos años y siete meses, estarán graduando más de 1 000 alumnos por año. Y lo que importa no es el número, sino la calidad; lo que importa no es lo que aprendan, sino el ejemplo que sepan dar a sus compatriotas en cada uno de esos países. Lo importante es la ética que ustedes lleven consigo; lo importante es que ustedes están dispuestos a marchar allá, lejos de las grandes ciudades, donde no van otros para atender a tantos niños, tantas mujeres, tantas personas que padecen alguna enfermedad, y salven tantas vidas como las que puedan salvar.

Acto en la Escuela Latinoamericana de Medicina.

La Habana, 3 de diciembre de 2002.11


Nuestro país se convertirá inevitablemente en el mejor centro médico del mundo. […] No estaríamos tan orgullosos en calificarnos revolucionarios si pensamos más en nosotros que en los demás. […] Hoy se demuestra la fuerza que tenemos, hoy se demuestra un camino para el hemisferio. Creadores de salud, no solo para los venezolanos, para cientos de millones de latinoamericanos. […] Extraordinario el propósito de formar decenas de miles de médicos, discutiendo duro, pero adoptando las experiencias adquiridas. […] El deber de ustedes es el de ser ejemplo, de ser modelo. A ustedes tenemos el derecho de exigirles más. Ustedes son porta estandartes de las mejores ideas revolucionarias, porta estandartes de las mejores conductas. Tienen que ser modelo de revolucionarios cubanos.

Despedida de un Grupo de compañeros para los primeros 40 Centros de Diagnóstico Integral.

La Habana, 23 de abril de 2005.12


Los medios y métodos se han revolucionado de modo increíble, y la formación teórica y práctica supera considerablemente la que se conoció a lo largo de la historia. Más exacto sería decir que la multiplican. […] Se ha planteado como principio, la aspiración de la enseñanza universal y de la universalización de la enseñanza…[…] Capital humano implica no solo conocimientos, sino también y muy esencialmente- conciencia, ética, solidaridad, sentimientos verdaderamente humanos, espíritu de sacrificio, y la capacidad de hacer mucho con muy poco.

Acto 1ra. Graduación de la Escuela Latinoamericana de Medicina

La Habana, 20 de agosto de 2005.13


Los medios y métodos se han revolucionado de modo increíble, y la formación teórica y práctica supera considerablemente la que se conoció a lo largo de la historia. Más exacto sería decir que la multiplican. […] Se ha planteado como principio, la aspiración de la enseñanza universal y de la universalización de la enseñanza…[…] Capital humano implica no solo conocimientos, sino también y muy esencialmente- conciencia, ética, solidaridad, sentimientos verdaderamente humanos, espíritu de sacrificio, y la capacidad de hacer mucho con muy poco.

Acto 1ra. Graduación de la Escuela Latinoamericana de Medicina.

La Habana, 20 de agosto de 2005.13


De esta forma, y en pleno desarrollo de Barrio Adentro… 22 043 bachilleres venezolanos cursan hoy sus estudios premédicos en 7 898 consultorios de Barrio Adentro, en estrecha cooperación con los ministerios venezolanos de Enseñanza Superior y Salud Pública. El 3 de octubre iniciarán los estudios del primer curso de Medicina. En solo diez años se graduarán 40 mil por esta vía. A su vez, en Cuba se inicia el desarrollo para formar en igual periodo de tiempo 20 mil médicos venezolanos…y adicionalmente 30 mil médicos de los países latinoamericanos y caribeños. […] Formar un médico en Estados Unidos, como se conoce, cuesta no menos de 300 mil dólares. De hecho, Cuba está formando en este momento más de 12 mil médicos para el Tercer Mundo, con lo cual realiza una contribución al bienestar de esos países cuyo valor asciende a más de tres mil millones de dólares estadounidenses. Si forma o contribuye a formar cien mil médicos de otros países en diez años, su aporte equivale a 30 mil millones de dólares estadounidenses, a pesar de ser Cuba un pequeño país del Tercer Mundo bloqueado económicamente por Estados Unidos.

Acto 1ra. Graduación de la Escuela Latinoamericana de Medicina

La Habana, 20 de agosto de 2005.13


Ratificamos la decisión de crear hoy, 19 de septiembre del 2005, el Contingente "Henry Reeve". […] A esta gloriosa organización, la primera de su tipo en la historia de una humanidad cada vez más requerida de cooperación y solidaridad, podrán ingresar jóvenes latinoamericanos y caribeños graduados de la Escuela Latinoamericana de Medicina, incluidos ciudadanos norteamericanos que estudian en ella. […] Nosotros demostraremos que hay respuesta a muchas de las tragedias del planeta. Nosotros demostramos que el ser humano puede y debe ser mejor. Nosotros demostramos el valor de la conciencia y de la ética. Nosotros ofrecemos vidas. […] Hay que formar los médicos que requieran los campos, las aldeas, los barrios marginados y pobres de las ciudades del tercer mundo… Nosotros ofrecemos formar profesionales dispuestos a luchar contra la muerte.

Acto de constitución del Contingente "Henry Reeves".

La Habana, 19 de septiembre de 2005.14


Ya estamos luchando por crear el mejor capital médico del mundo, y no solo para nosotros… para los pueblos de América Latina y otros pueblos del mundo … Estoy pensando en calidad, ¡en calidad! … La vamos adquiriendo cada vez más. Hemos desarrollado métodos pedagógicos que ni siquiera soñábamos.

Acto por el aniversario 60 de su ingreso a la Universidad. Aula Magna, Universidad de

La Habana, 17 de noviembre de 2005.15


Acogidos por el nuevo programa y con tremendas perspectivas debido a métodos, experiencia, profesores, algo absolutamente nuevo, como lo es que se haya convertido Barrio Adentro en una gigantesca universidad en toda Venezuela. Eso es absolutamente nuevo en la historia de la humanidad y la única forma de preparar los médicos que necesita el Tercer Mundo.

Acto de entrega del Premio Internacional "José Martí" de la UNESCO a Hugo Chávez Frías.

La Habana, 3 de febrero de 2006.16


Más de 100 escuelas secundarias y preuniversitarias convertidas en facultades de medicina, con el modelo de escuela policlínico, para la formación de médicos latinoamericanos, (en Cuba) con la experiencia de Venezuela. […] Escuelas policlínicos que además de la función docente prestará asistencia médica a estudiantes, profesores, trabajadores y vecinos de la comunidad. […] Cada médico un profesor. […] Los medios diagnósticos más modernos como medios de enseñanza utilizados masivamente. […] Uso de las nuevas tecnologías de la información y la informática en la formación de los estudiantes y en la preparación de los profesores. […] Todos los médicos deben estar estudiando. […] Superación científica de todos los profesionales de la salud. […] Ideas de más de 20 años que se están poniendo en práctica hoy, proyección política de la Revolución acelerada en los últimos tiempos. […] Cuidarse de los dogmas. […] Erradicar el fraude.

Clausura del IX Seminario Internacional de Atención Primaria de Salud.

La Habana, 10 de marzo de 2006.17

 

Ideas básicas:

1. Cuba puede convertirse en un Centro Mundial de la Medicina; en una potencia médica mundial nacional y en el exterior.

2. El profesional ideal para la colaboración médica internacionalista es el especialista en Medicina General Integral.

3. Hemos promovido la creación de Facultades de Medicina en el exterior con la colaboración profesoral en algunos países subdesarrollados.

4. Hay un fomento y consolidación de la colaboración médica internacionalista con los países en vías de desarrollo.

5. Es necesario garantizar la superación y el desarrollo profesional de todos los colaboradores médicos durante el desempeño de la misión internacionalista.

6. Hay que capacitar a todos nuestros colaboradores médicos internacionalistas en los principios básicos de la educación médica, pues cada colaborador es potencialmente un formador donde se desempeñe.

7. Hay que ir avanzando hacia la fusión entre las funciones del especialista en Medicina General Integral: atención integral de salud, educación e investigación, en el desarrollo de la misión internacionalista.

8. Y mientras transforma la situación de salud en su área de influencia, atiende y previene las enfermedades de la población, se supera científica y técnicamente, forma al personal que con él labora a través de su ejemplo y su desempeño profesional.


Idea integradora:

La colaboración y el internacionalismo médico, docente y de atención, posibilita formar integralmente a nuestro capital humano y ayudar a los países en vías de desarrollo a mejorar la atención médica a sus poblaciones, independientemente de su posición política, económica y credo, mediante:

- Brindar dos tipos de colaboración médica: ante desastres naturales y a través de convenios de cooperación.

- Para enfrentar los efectos de los fenómenos naturales se constituye el Contingente "Henry Reeve".

- Para prestar colaboración médica se constituyen misiones o brigadas médicas del Programa Integral de Salud que brindan atención médica integral, en coordinación con las instituciones de salud del país en cuestión. Tienen la función a su vez de contribuir a la transformación progresiva de la situación de salud existente en su área de influencia.

- El colaborador médico ideal en todos los casos es el especialista en Medicina General Integral, con el apoyo de otros especialistas, según sea necesario.

- Hay que garantizar la superación, autoestudio y desarrollo profesional de todos los colaboradores durante el cumplimiento de su misión.

- Capacitación de todos los médicos en los principios básicos de la educación médica, a fin de garantizar la superación de sus colegas y participar en la formación y superación de los recursos humanos del país donde se desempeñan.


Acciones:

Para la ejecución de esta idea integradora se planificaron 10 acciones principales:

1. Programa de preparación político-ideológica, científica y técnica en problemas específicos de salud para el trabajo en el exterior, según la especialidad de base de la cantera de colaboración en salud.

2. Programa de preparación idiomática de la cantera de colaboradores, para poder brindar sus servicios en países de habla inglesa, francesa o portuguesa.

3. Creación de Facultades de Medicina en el exterior. Asegurar: selección idónea del personal y su preparación, el control de la calidad del proceso docente y la verificación de la calidad de sus resultados mediante tribunales estatales mixtos.

4. Desarrollo de intercambios y convenios de colaboración académica.

5. Creación de la Escuela Latinoamérica de Medicina en La Habana, y de la Escuela Caribeña de Medicina en Santiago de Cuba.

6. Desarrollo del Plan Integral de Salud en América Latina y África.

7. Garantía de desarrollo de la formación académica de posgrado de los colaboradores durante su misión: las especialidades posibles, las maestrías de amplio acceso y el doctorado en ciencias médicas y de la salud.

8. Garantía de la superación y desarrollo profesional del colaborador médico: diplomados, cursos y entrenamientos.

9. Garantía de la preparación del colaborador como profesor: Diplomado en Educación Médica y Maestría en Educación Médica.

10. Participación en la formación de médicos según solicitud del país en cuestión.

 

CONSIDERACIONES FINALES

La sola lectura de los fragmentos de intervenciones que realizó el Comandante en Jefe refiriéndose a la Colaboración Médico Internacionalista evidencia fehacientemente como esta área estuvo siempre, desde muy temprano, en el centro de su concepción estratégica para el desarrollo de la salud en Cuba y en el mundo. Su visión humanista y solidaria ha marcado la cooperación internacional como componente esencial de la política externa de la revolución cubana.

En la inauguración del Instituto de Ciencias Básicas y Preclínicas Victoria de Girón en octubre del 62 cuando Cuba apenas tenía médicos, ya Fidel expresaba la idea de que había que formar profesionales de la salud para los que no tenían médicos en el mundo.

La cooperación ofrecida por Cuba en el campo de la salud se ha sustentado en la formación de recursos humanos realizada por la revolución.

El pensamiento de Fidel, su acción permanente y consecuente con su visión fueron, sin lugar a dudas, las fuerzas motrices que hicieron que un pequeño país pobre en recursos pero rico en talento, bloqueado por la nación más poderosa del planeta pueda hoy ser ejemplo para el mundo de colaboración humanista y solidaria


CONFLICTO DE INTERESES

Los autores declaran que no tienen conflicto de intereses en el desarrollo de su investigación.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Borroto Cruz ER, Salas Perea RS, Aneiros Riba R. El pensamiento de Fidel en la formación de recursos humanos y la educación médica. En: Estudio del pensamiento de Fidel Castro Ruz sobre la salud, la medicina familiar y la educación médica cubanas (1959-2006). Segunda Parte. Educ Med Super. 2011;25 (suplemento).

2. Alemañy Pérez E.J., Otero Iglesias J., Borroto Cruz E. R., Díaz-Perera Fernández G.M. El pensamiento de Fidel Castro Ruz sobre el modelo del especialista en Medicina General Integral. Edu. Med. Super. 2002;16(3:231-48).

3. Castro Ruz F. Discurso pronunciado en la inauguración del ICBP "Victoria de Girón", 17 de Octubre 1962 [citado 10 Oct 2006]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

4. Castro Ruz F. Discurso pronunciado en el acto de Graduación del Primer Contingente del Destacamento Pedagógico "Manuel Ascunce Domenech", 20 de julio 1977 [citado 10 Oct 2006]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

5. Castro Ruz F. Clausura de la Sexta Conferencia Cumbre de Países No Alineados, 9 de septiembre 1979. [citado 2 Feb 2007]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

6. Castro Ruz F. Clausura del Acto de Constitución del Destacamento de Ciencias Médicas, 12 de marzo 1982. [citado 20 Mar 2002]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

7. Castro Ruz F. Discurso pronunciado en el Claustro Extraordinario de Profesores de Ciencias Médicas de La Habana, 11 de junio 1982. La Habana: Editora Política; 1982.

8. Castro Ruz F. Clausura de la Cumbre de Ministros de Salud del Movimiento de Países No Alineados, 26 de junio 1998 [citado 20 de Mar 2002]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

9. Castro Ruz F. Clausura del XII Foro Nacional de Ciencia y Técnica, 21 de noviembre 1998. [citado 12 Oct 2007]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

10. Castro Ruz F. Discurso pronunciado en la Inauguración de la Escuela Latinoamericana de Medicina en ocasión de la IX Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y Gobierno, 15 de noviembre 1999 [citado 10 Jun 2006]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

11. Castro Ruz F. Discurso pronunciado en la Escuela Latinoamericana de Medicina, 3 de diciembre 2002 [citado 10 Jun 2006]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

12. Castro Ruz F. Intervención en la despedida del grupo de compañeros para los primeros 40 Centros de Diagnósticos, 23 de abril 2005. La Habana: Notas Consejo de Estado; 2005.

13. Castro Ruz F. Discurso en el acto con motivo de la primera graduación de la Escuela Latinoamericana de Medicina, 20 de agosto 2005 [citado 10 Jun 2006]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

14. Castro Ruz F. Discurso en el acto de constitución del Contingente Internacional de Médicos Especializados en Situaciones de Desastre y Graves Epidemias "Henry Reeve" y graduación nacional de estudiantes de Medicina, 19 de septiembre 2005 [citado 10 Jun 2006]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

15. Castro Ruz F. Discurso pronunciado en el acto por el aniversario 60 de su ingreso a la Universidad, en el Aula Magna de la Universidad de La Habana, el 17 de noviembre 2005 [citado 10 Jun 2006]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

16. Castro Ruz F. Discurso en el acto de entrega del Premio Internacional "José Martí", de la UNESCO, a Hugo Chávez Frías, Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, 3 de febrero 2006 [citado 10 Jun 2006]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

17. Castro Ruz F. Clausura del IX Seminario Internacional de Atención Primaria de Salud, 10 de marzo 2006 [citado 10 Jun 2006]. Disponible en: http://www.cuba.cu/gobierno/discursos

 

 

Recibido: 11 de diciembre de 2017.
Aprobado: 11 de diciembre de 2017.

 

 

Eugenio Radamés Borroto Cruz. Universidad San Gregorio de Portoviejo. Ecuador.
Correo electrónico: radamesborroto@gmail.com